Hechos acerca de la pérdida auditiva en Diabetes

Articulo del Mes
 
Hechos acerca de la pérdida auditiva en Diabetes

Este artículo combina los resultados obtenidos en dos estudios retrospectivos realizados con muestras de Texas. Uno de los estudios se centro en los Efectos de la edad, la raza y el género, en la pérdida auditiva en adultos con Diabetes. El segundo estudio se enfoco en los Mitos detrás de la pérdida auditiva y la diabetes, hipertensión, acufenos, mareos e infecciones del oido (“The Effects of Age, Race, and Gender on Hearing Loss in Adults with Diabetes”, and “Myths behind Hearing Loss and Diabetes, Hypertension, Tinnitus, Dizziness, Infection”).

 

Los estudios fueron realizados por: Sumalai Maroonroge, PhD, Texas A&M International University; Laredo, TX. Connie Barragan, Au.D, Lyndon B. Johnson General Hospital; Houston, TX. Hsiao-Chuan Chen, Ph.D., National Kaohsiung National University; Kaohsiung, Taiwan. Chun Jung Liu, Ph.D, Chung Shan Medical University, Taichung, Taiwan, y Yolanda Owusu-Ansah, LBJ Hospital; Houston, TX.,

 

La pérdida de audición y la diabetes son los dos problemas de salud más comunes en los Estados Unidos. El número de personas con diabetes en el mundo se estimo en 171 millones en el año 2000 y está previsto que aumente a 366 millones hacia el año 2030 (1).  En el año 2008, el Centro de Control de Enfermedades reporto que la diabetes puede afectar hasta un 7% de la población mundial.  La tasa más alta de ocurrencia se encuentra entre los hispanos, los asiáticos y la raza negra (8-12%).

 

A medida que la prevalencia de diabetes aumenta, se ponen a prueba los recursos de atención a la salud. La diabetes se asocia a menudo con presión arterial alta y colesterol alto que conducen a trastornos vasculares y a mortalidad. Los estudios del Instituto Nacional de Salud (National Institute of Health - NIH) y otras instituciones, indican que la pérdida auditiva es dos veces más común en las personas con diabetes (2). La Diabetes se asocia con complicaciones microvasculares, enfermedad coronaria, retinopatía y nefropatía.

 

Varios estudios fisiológicos muestran que los niveles de glucosa altos dañan los vasos sanguíneos y los nervios auditivos conduciendo a la pérdida de la audición (3). Sin embargo, los efectos asociados con el daño en los mecanismos auditivos, no están muy claros.

 

La muestra de ambos estudios, 500 pacientes del primer estudio y los 1.128 del segundo, fue escogida al azar del Hospital General Lyndon B. Johnson (LBJ) y pertenecían a los pacientes que fueron referidos para evaluación auditiva.

Se realizó una evaluación auditiva completa basándose en las directrices clínicas establecidas por la Academia Americana de Audiología (AAA) que incluyó: anamnesis, otoscopia, prueba del oído medio, Emisiones Otacústicas y Audiometría. Posteriormente se analizo la información relacionada con los resultados de las pruebas de audición y los registros médicos. La pérdida de audición se definió cuando los umbrales promedio de audición para las frecuencias de 500, 1K y 2K Hz, excedía los 25 dB en el mejor oído.

 

Estas dos investigaciones examinaron el porcentaje de pérdida auditiva en individuos con diabetes, hipertensión, mareos, acufenos, e infección del oído, además de la raza, el género y la edad.  El estudio inicial encontró una significancia estadística entre el porcentaje de pacientes con pérdida auditiva y la diabetes para todas las variables, excepto para los acufenos. De acuerdo al estudio, los hombres tienen una probabilidad de 1,9 de tener una pérdida de audición en comparación con las mujeres.  La edad, la raza y sus interacciones influencian la pérdida de audición.

 

Estudios poblacionales han demostrado la presencia de pérdida auditiva de un 5% a un 80% de los pacientes diabéticos (Pessin et al 2008, Ma et al 1998). En este caso, del 44 al 60% de los pacientes presentaron una pérdida de audición leve (25-40 dB) y del 81 al 100% presentaron una pérdida auditiva de más de 25 dB. Con respecto a la raza, se encontró que la población del Medio Oriente tuvo el mayor porcentaje de pérdida auditiva moderada a severa, lo que podría estar relacionado con el pequeño tamaño de la muestra. Los varones presentaron un mayor porcentaje de pérdida auditiva (86.7%) en comparación con las mujeres (82.1%). Los resultados fueron consistentes con la literatura actual.

 

Cheng y colaboradores (2009), encontraron que la pérdida de la audición estaba relacionada con la edad en el 50% de los sujetos diabéticos en comparación con 38% de los pacientes no diabéticos. El presente estudio encontró que a medida que aumenta la edad, la prevalencia de la pérdida de audición aumenta de un 54% a 100%.

La pérdida auditiva sensorineural y mixta son las perdidas más comunes entre los diabéticos. Moore (1999) estudió el riesgo de pérdida de audición conductiva entre los diversos grupos étnicos y encontró un aumento en la tasa en las poblaciones minoritarias (Orientales/Asiáticos, Hispanos, y Afro-Americanos).

 

El grupo estudiado era procedente de diversas culturas y con riesgos médicos.  El, porcentaje de pérdida mixta de la audición fue más alta que en la población general. El oído derecho mostro una pérdida mayor de audición comparada con el oído izquierdo. Estos resultados apoyan el hecho de que hay una tendencia a que la diabetes afecta más el oído derecho que el izquierdo (Frisina et al 2006).

 

Los coeficientes de pérdida de la audición y trastornos asociados fueron significativos para sexo, raza, diabetes, hipertensión, mareos e infecciones del oído, pero no significativos para el acufeno.

 

Como era de esperar, la correlación entre el tipo de pérdida auditiva y el timpanograma anormal, fueron altas en los pacientes con pérdida auditiva mixta y pérdida conductiva.


Discusión:

Varios estudios habían examinado la relación entre la diabetes mellitus y la pérdida de la audición, pero con resultados contradictorios. En estos estudios se observó mayor incidencia de pérdida de audición en el grupo de diabéticos; resultados que son consistentes con la literatura y proporcionan información útil sobre la pérdida de audición en los pacientes que fueron referidos para la evaluación auditiva.

La pérdida auditiva se asocia frecuentemente con la diabetes, la hipertensión, los mareos y la infección del oído. La pérdida de audición es una complicación frecuente pero sub-diagnosticada en pacientes con diabetes y trastornos asociados. De acuerdo a estos resultados, existe una necesidad urgente de realizar evaluaciones auditivas periódicas e intervenciones audiológicas en pacientes con diabetes y otros trastornos asociados.

 

Referencias:

(3) Cheng Y., Gregg E W, Daaddine JB., Imperatore G., Zhang XZ., Albright AL.,(2009), Three decade change in the prevalence of hearing impairment and its association with diabetes in the United States, Preventive Medicine, 49 (2009), 360-364

Frisina, R.D., Mapes, F. Kim SH., Frisina D. R., Frisina R.D.,(2006), Characterization of hearing loss in aged type II diabetics., Hearing Research, 211,103-113

Pessin, AB., Martins, R H., PrimentaW., Simoes CP Marsiglia A., Amaral A, (2008) Auditory Evaluation in Patients With Type I Diabetes, Annual of Otology, Rhinology and laryngology 117 (5) 366-370

(2) Saydah SH, Frandkin, Cowie CC. Poor control of risk factors for vascular disease among adults with previously diagnosed diabetes. J Am Med Assoc. 2004; 291 (3) 335-42.

(1)U.S. Centers for Disease Control and Prevention. National diabetes fact sheet: general information and national estimates on diabetes in the United States, 2007. Atlanta, GA: CDC; 2008.

 

ALgunos de los Autores de este articulo durante su presentación en AAA 2013

Algunos de los Investigadores de este Artículo y participantes durante la presentación del Poster en AAA-2013




Comentarios

Qué opinas de la nueva página?

 

Apreciadas Autoras::

 

Les mando mis sinceras felicitaciones! El sitio web me parece muy bien organizado, diseñado y- además- tal recurso satisface una necesidad moderna en el campo de audiología de hoy. El ser bilingüe en Español y en Inglés no solamente me permite trabajar con una población hispanohablante sino también me hace una audióloga más eficaz.

 

Sin duda, es un recurso que yo consultaría tan frecuentemente como las páginas de AAA y ASHA. Tiene la capacidad de ser una entidad mundial.

 

Además de los recursos que ya aparecen en el sitio web, me gustaría ver unas listas descargables de unos términos audiológicos para los en la clínica. Me interesaría ver los términos para audífonos, pruebas básicas y las avanzadas, etc. Para mí, el libro de texto en español “Audiología Visión de Hoy” escrito por Carmen Cecilia Gallego y María Teresa Sánchez que consulte hace unos años fue uno de los mejores recursos que usé en mi programa de audiología.

 

Gracias por compartir las primeras etapas del sitio conmigo. ¡Me impresiona al nivel de profesionalismo del sitio!

 

Saludos,

 

Carissa Maatman Weiser, AuD, FAAA, CCC-A

Audiología Bilingüe


2